GR-19 Sarabillo a Badaín

6 d'agost de 1997: Ens llevem i fa sol, encara que uns núvols blancs volten sobre el cim de l'Entremón. Avui anem a fer un tram de 9 quilòmetres dels GR-19 que va de Sarabillo pel coll de San Miguel fins a Badaín seguint l'antic camí que entrava a la vall de Plan, recordem que el pas pel Congosto de las Devotas no es va obrir fins els anys 20, i aquest camí era pas obligat. Un veí de Sarabillo que seu a la porta de casa seva, mentre esmola la fulla de la màquina de segar herba, ens diu que segurament ens mullarem, aviat ho sabrem. Transcric a continuació el text de la guia:
Para poner rumbo a Badaín y Lafortunada, una calle de Sarabillo sube desde la plazoleta hacia el sur y se abre a la ladera (3'). Por calzada empedrada se ciñe en su ascenso, a la margen derecha del barranco de la Gueva. Una vez vadeado (4'), el camino se orienta a poniente, bojerales y praderas lo enmarcan. Después de pasar bajo un pinar, se alcanza y se ruza la pista que (13') sube al Ibón de Plan o Basa de la Mora. Al otro lado seguimos por otra en dirección oeste, y, en un giro de la misma, la abandonamos para retomer el camino antiguo, que continua subiendo.
Una remor de trons ens anuncia l'aigua que comença a caure, cau amb gran quantitat i força, quedem ben xops encara que portem capelines.
Encontramos una nueva pista (2'). Se sigue hasta la primera curva, y nos ponemos sobre el camino viejo, que sale a la derecha entre bojes. Enseguida se une a nuestra andadura una pista dándole más anchura (11'). Nuevamente el camino se hace de herradura (5') y comienza un nuevo repecho, empedrado, hasta el collado de San Miguel (7'). Buen panorama del altiplano donde está situado Sarabillo y de todo el valle.
Aquí trobem un parell de rodals de carreroles, en cerquem més però no en trobem cap altre. Més endavant collim quatre o cinc cames de perdiu.
A la izquierda dejamos atrás la enorme dolina de San Miguel, seguimos por un camino carretero hasta una pista (7'). Continuamos por ella sobre la cabecera del barranco de Peguera. Llegamos al final del collado llamado la Colleta (11'). Aquí una pista nos lleva al refugio de Peguera (4'). Seguir la pista izquierda que desciende hacia el Cinca. A escasos metros se ha de abandonar en favor del antiguo camino, que nace a su derecha y desciende en lazadas. Bajamos a una pista (11') y por ella a un rellano de campos y una borda con tejado de tablas original, son las bordas de Mataire (6'). Al final de la pista, un camino bajo el talud se adentra en el bosque, encontramos una fuente (7') muy embrozada, el camino va descendiendo atravesando varios barrancos. En el último hay que prestar atención a las piedras resbaladizas. Aún se ven los restos del antiguo puente que cruzaba este barranco. Pasamos bajo los tubos de presión de la central (12') nos reunimos con el camino que baja del barranco de Irués y el Fornos (6') y finalmente recorremos la única calle hasta la iglésia románica de Badaín (5'), hoy reconvertida en Albergue.
Com que els cotxes els hem deixat a Sarabillo, ens han vingut a recollir en Josep i en Pere. Ara fa força calor i ja ens hem eixugat tota la mullena provocada per la pluja del matí.

 

 

Borda a la vora del camí

 El petit poble de Badaín